ELIAS CANETTI EL SUPLICIO DE LAS MOSCAS PDF

El argumento muestra que lo que contribuye a formar una masa es un instinto tan innato en el hombre como el de supervivencia. Canetti quiere descubrir las estructuras de poder elementales en sistemas totalitarios. Para Canetti, el poder se basa en la violencia. Pero un dictador no es un dios.

Author:Zulkigami Mataxe
Country:Mali
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):5 December 2009
Pages:140
PDF File Size:1.1 Mb
ePub File Size:3.87 Mb
ISBN:780-1-68190-955-1
Downloads:90270
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Julkis



El Montalvo, Salamanca el 20 de abril de Muchos de nosotros, satisfechos con la bondad de Dios, nos convertimos en los mayores bellacos. A nosotros, en cambio, nos odia la tierra. Es listo como una rueda. Ninguna escritura es lo suficientemente secreta como para que el hombre se exprese en ella con veracidad. Pero se vuelve prudente cuando alguien da muestras de talento. Confiaba en vivir mucho tiempo sin que Dios se diera cuenta. En cuanto empieza a escatimarlo, le tratan como a un cualquiera.

A menudo su sombra se le vuelve demasiado pesada. Los agujeros del saber migran. Es demasiado corta para su codicia: nunca alcanza nada. Los animales que pueblan nuestro pensamiento deben volver a ser poderosos, como antes de su sometimiento. Sus desesperaciones me resultan demasiado puntuales. Es capaz de desmontar sus convicciones y volverlas a componer.

Les replicas con acritud. Palidecen, incluso es posible que se hagan los muertos por un tiempo. Pero de pronto te asaltan de nuevo, preferiblemente por la espalda. Un dios que no crea a los hombres, sino que los encuentra. Desea la existencia de las personas que ama, pero sin su presencia ni sus ocupaciones.

Piensa en animales, como otros en conceptos. El hombre se prefiere como adepto furibundo. El obseso nunca es agradecido. Los pueblos extintos se vengan. De cuando en cuando lava los jirones de su vida.

El que ha aprendido bastante no ha aprendido nada. Se vanagloria de sus galeras, donde los esclavos se sientan sobre almohadones y reman con remos de plata. Lo sabe todo. Se busca adjetivos afortunados, los lame y los pega todos juntos. Valora a las mujeres por la felicidad y a los hombres por la infelicidad de que son capaces.

La infelicidad del saber cuando se transmite inalterado. El poeta la expone desnuda y resplandeciente. Hace acopio de su fama. Necesitamos un gran tesoro de nombres ajenos por cuyo sentido no queremos ni preguntar.

El odio tiene un latido propio. El amorfo no puede metamorfosearse. Cada vez que quiere ser un falso profeta, acierta.

CASOS DE FACTORIZACION BALDOR PDF

El suplicio de las moscas

.

ALTONALE PROGRAMM PDF

Elias Canetti

.

Related Articles